Terapia de limpieza contra el estrés

Nuestra vivienda es el reflejo de nuestro estado de ánimo y de nuestra situación personal. El desorden suele reflejar momentos de estrés, de poco tiempo libre, de preocupaciones… por eso limpiar y poner orden suele suponer una terapia perfecta.

Una investigación publicada en la revista The Personality and Social Psychology Bulletin asegura que los hogares desordenados pertenecen a personas más deprimidas. De su investigación se concluye, además, que una casa ordenada ayuda a tener una mente más despejada, creativa y alegre.

¿Cómo funciona la terapia de limpieza ante el estrés? Para empezar, el orden y la limpieza de una casa no debe producir ansiedad ni preocupación o estrés. Todos sabemos que nuestras vidas están llenas de compromisos personales y profesionales y que no siempre nos encontramos en la situación de poder tener una casa perfectamente arreglada. Incluso en momentos de ocio como en vacaciones es imprescindible tomarse el orden y la limpieza de forma tranquila y relajada, que siempre sea algo que sume y no que reste.

Nota para mamás y papás: vuestros hijos no recordarán en un futuro si teníais la casa más sucia o más limpia, la nevera más llena o la ropa más planchada. Solo recordarán el tiempo que pasasteis con ellos, los momentos en los que jugabais sin reparar en la hora y en los sitios que visitasteis juntos. No estrés con las casas sucias y desordenadas con bebés recién llegados: os enseñaremos a recoger lo impresindible en cinco minutos.

Paso número 1: rompe con el círculo vicioso que te lleva de una casa desordenada a una mente estresada. Empieza por retos sencillos de recogida y limpieza y ve abarcando espacios más grandes con el tiempo. Por ejemplo, si tu reto es la limpieza empieza por lavar toda la ropa sucia y recoger la cocina. Después podrás pasar al baño, al dormitorio y, por último, al salón. Este orden tiene una lógica: la cocina y el baño son las zonas que requieren mayor limpieza e higiene así que te quitarás lo peor de encima pronto. Además, cuando tengas el baño limpio y hagas el dormitorio te dará una sensación de orden completa.

Paso número 2: crea un ambiente agradable. Despiértate pronto, pon música agradable y motívate. Deja que la energía fluya e inspírate para reordenar todo lo que tienes por el medio.

Paso número 3: piensa antes de actuar. Ya sabéis que somos muy fans de la filosofía de Marie Kondo y que se basa en la premisa “¿esto me hace feliz?”. Todo lo que te lleve a una respuesta negativa deséchalo.

Paso número 4: la despensa, el gran caos de nuestras casas. ¿Sabías que casi un tercio de la comida que compramos acaba en la basura por culpa de una forma de almacenaje incorrecta?  Todos tenemos un cajón o una estantería en la que hay latas de conservas y multitud de productos de los que nos olvidamos y que, cuando vamos a usar, están más que pasados. ¡Punto extra! Mantener una despensa ordenada nos ayudará a ahorrar, ¡lógico!

¿Necesitas más ayuda? ¿Quieres consejo sobre algo específico? ¡No dudes en comentar y te ayudaremos en todo lo posible!

¡Si tienes cualquier duda o quieres explicarnos qué te funciona a ti COMENTA este artículo y cuéntanos!

También puedes unirte a nuestro grupo de Facebook Mis Logros con el Orden y compartir tu experiencia con nosotros.

Y recuerda: “Una vida ordenada, es una vida feliz”

Fórmate como OP
Acepto el uso de mis datos personales por parte de Ordenarte ( Más información )
¿Te gustaría trabajar como Organizadora Profesional?
Recibe toda la información de nuestros cursos 100% online y en español. Con diploma acreditativo.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search

organizar-el-menu